4 fases para implementar un sistema informático

4 fases para implementar un sistema informático

La transformación tecnológica es un proceso que debe abordarse con estrategia para llegar a buen término dentro de una empresa.

Al implementar un sistema informático, se debe tener en cuenta cuáles son las fases vitales y sus características.

A continuación, se listan cada una de ellas.

Consultoría y análisis. La implementación de un sistema pasa por la identificación de las necesidades que tiene el negocio, quizá lo más complejo para iniciar.

Las organizaciones tienen múltiples procesos que se interceptan en algún momento, eso implica escuchar a cada departamento para conocer sus necesidades para mejorar sus experiencias y la eficacia de la empresa.

El análisis dará la pauta para los desarrolladores de los sistemas y a los usuarios la oportunidad de manifestar sus necesidades para el funcionamiento de la organización.

Por lo general, en esta etapa se identifican los problemas del sistema vigente, los objetivos del nuevo sistema, la inversión y las soluciones informáticas necesarias.

Gestión de proyectos. Esta es una fase práctica en la que la mayor carga de trabajo lo asume el equipo informático. Los técnicos proveedores evalúan los productos y servicios adecuados para la empresa y que se ajusten al presupuesto asignado.

De ello se deriva los llamados sistemas a la medida que incluye todo lo necesario: equipo informático, programas, desarrollo, etc.

Implantación y formación. Al aceptarse el proyecto, inicia la implantación. Se debe introducir las nuevas herramientas de forma rápida y ajustarla según se lo requiera, al tiempo que se capacita al personal sobre el uso de hardware y software.

Los colaboradores deben conocer a detalle el funcionamiento de los nuevos recursos para realizar sus tareas y sacarles el máximo provecho para que la eficiencia se vea traducida en un buen retorno de la inversión.

Soporte y mantenimiento. El proveedor brinda el seguimiento de las herramientas implementadas y responde con inmediatez a cualquier incidente para solucionarlo.

El mantenimiento preventivo es una de las buenas prácticas ya que garantiza que los equipos funcionen de manera óptima todo el tiempo.

Un mantenimiento preventivo mejora la productividad, reduce costos de mantenimiento e incrementa la vida útil del equipo adquirido.

¿Necesitas un nuevo sistema informático en tu empresa? Contáctanos

By | 2018-12-10T15:02:48+00:00 diciembre 10th, 2018|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment